El zodíaco celta de los árboles

Estándar

Los árboles y los bosques fueron símbolos de vida y protección en la astrología celta y a su alrededor fue desarrollada su cultura. En su tiempo, alrededor del año 1000 A.C, los druidas, inspirados en la magia estacional de los bosques, desarrollaron un horóscopo protector, que como la mayor parte de las culturas de su tiempo se encontraba inexorablemente ligado a las fases de la luna. Utilizaban un calendario lunar de 13 meses, de 28 días cada uno

ruedacelta

Los bosques así, representaban catedrales para los druidas, y en ellos se llevaban a cabo sus fiestas, rituales y ceremonias, el poder de los dioses se encontraba místicamente en cada uno de los árboles del bosque, cada árbol era consagrado a un Dios o simbolizaba una virtud.

Se asignó un nombre y una propiedad a cada luna, asimismo, un árbol ha sido asignado a cada luna de acuerdo con sus propiedades mágicas. Cada una de las fases luna – árbol tomaba un género y se encontraba bajo la protección del dios que le amparaba. Era tal la importancia del bosque y de los árboles que albergaba, que cada uno de los caracteres del alfabeto druida (alfabeto Ogham) se corresponde con las iniciales de sus árboles protectores.

Los celtas veían en el árbol no sólo la esencia de la vida sino el recurso para predecir el futuro.

Curiosamente, este medio tan primitivo era considerado por los druidas el más eficaz a la hora de establecer un pronóstico sobre el destino que espera a cualquier ser humano.

Al observar todo el conjunto del árbol, desde sus raíces que se hundían en la tierra hasta su copa más o menos frondosa, lo que aconsejaban era mantener la vista elevada, permanecer bien apoyado en el suelo y tener en cuenta que la Naturaleza es tan previsora que a un tiempo de caída de las hojas le sigue otro de nieves, las cuales propiciarán la aparición de los mejores brotes. Se habría llegado entonces a la época de fertilidad y del renacimiento de la vida más pletórica.

Desde el principio de los tiempos el árbol había mantenido una relación vital con el ser humano celta, al proporcionarles el primer hogar, leña, sombra y alojamiento para las aves que podían convertirse en caza para alimentar a la tribu.

Sin embargo, los druidas consideraban que la relación podía hacerse más íntima, si se tenía en cuenta que cada hombre o mujer lleva en su interior un árbol, por medio del cual alimentaba el deseo de crecer de la mejor manera.

En realidad el árbol suponía el protector de todo lo material y espiritual de los seres humanos celtas. El árbol articulaba toda la idea del cosmos al vivir en una continua regeneración.
Además en él contemplaban los druidas el simbolismo de la verticalidad, de la vida en completa evolución, en una ascensión permanente hacia el cielo.

Por otra parte, el árbol permitía establecer una comunicación con los tres niveles del cosmos: el subterráneo, por sus raíces que no dejaban de hurgar en las profundidades que recorrían en la continua necesidad de encontrar agua; la de la superficie de la tierra, por medio de su tronco y sus ramas; y las alturas, a través de la copa y las ramas superiores, siempre reunidos la totalidad de los elementos: el agua que fluía en su interior, la tierra que se integraba en su cuerpo por las raíces, el aire que alimentaba las hojas y el fuego que surgía de su fricción.

Los celtas conseguían el fuego frotando hábilmente unas ramas, entre las cuales habíamos introducido hierba seca o paja.

En las tradiciones celtas el árbol ofrece tres temas: Ciencia, Fuerza y Vida.
El tema de base es UID, homónimo del nombre de la ciencia, con la cual los antiguos lo han confundido voluntariamente. Uno de los principales juegos de palabras de la antigüedad es el de Plinio con los nombres griegos del roble DRUS y DRUIDAS (Druides).

El árbol es símbolo de la Ciencia y sobre su madera han sido precisamente grabados los textos célticos antiguos.

El árbol es también Fuerza en algunos vocablos o nombres propios (Draucus, Frutos), que nos indican una etimología indoeuropea.

De la misma manera, también es símbolo de Vida, por actuar como intermediario entre el cielo y la tierra, y resulta incluso portador de frutos que dan o prolongan la existencia.
Los árboles celtas ofrecen tantas ventajas, que en muchos países se cultivan, actualmente, porque brindan protección y grandes influencias mágicas.

Aquellos nacidos bajo la influencia de un árbol concreto reciben sus características y protección a lo largo de sus vidas.

Cada árbol tiene una historia oculta, legendaria que contar y solo la contara a quien comprenda que en su tronco, en sus raíces y en sus ramas late la vida de un ser majestuoso.

A continuación se incluye una lista de correspondencias entre los signos del zodiaco celta y el grecorromano, que es el que habitualmente utilizamos.

SIGNO DRUÍDICO MES ZODIACO GRECORROMANO
ABEDUL – BETH 24 DIC -20 ENE Capricornio
SERBAL- LUIS 21 ENE – 17 FEB Capricornio – Acuario
FRESNO – NION 18 FEB – 17 MAR Acuario – Piscis
ALISO – FEARN 18 MAR – 14 ABR Piscis – Aries
SAUCE – SAILLE 15 ABR – 12 MAY Aries – Tauro
ESPINO – UATH 13 MAY – 9 JUN Tauro – Géminis
ROBLE – DUIR 10 JUN – 7 JUL Géminis – Cáncer
ACEBO – TINNE 8 JUL – 4 AGO Cáncer – Leo
AVELLANO – COLL 5 AGO – 1 SEPT Leo – Virgo
VID – MUIN 2 SEPT – 29 SEPT Virgo – Libra
HIEDRA – GORT 30 SEPT – 27 OCT Libra – Escorpio
CAÑA – NGETAL 28 OCT – 24 NOV Escorpio – Sagitario
SAÚCO – RUIS 25 NOV – 23 DIC Sagitario – Capricornio

El Abedul (Beth) (del 24 de diciembre al 20 de Enero)

Beth o Beith, en Gaelico. Este árbol esbelto es un tanto engañoso. Parece frágil y delicado, pero es capaz de vivir allí donde no pueden otros arboles “más duros”. Si has nacido bajo este signo, también puedes presentar una imágen inquebrantable y prestarás de buena gana apoyo a quienes cuenten contigo. La pureza de pensamiento y la habilidad para la evaluación realista también se hallan asociadas con este signo arbóreo, puesto que la blancura del abedul destaca tan claramente, en contraste notable con el follaje, que también vive en su ambiente nativo. Su serena determinación para alcanzar el éxito siguiendo un camino honrado es la materia con la que nacen los héroes y heroínas.


El Serbal (Luis) (21 de enero-17 de febrero)

Denominado a veces “el árbol susurrante”, la magia del serbal fue bien conocida entre los celtas. Su fruto esta configurado como una estrella de cinco puntas que es, antes que nada, el símbolo de la protección mágica contra hechizos, encantamientos y encantos. Tú eres una criatura mágica, capaz de utilizar tu intuición y una comprensión superior tanto para encantar como para proteger. Confía en tus percepciones y actúa de acuerdo con ellas, incluso aunque los demás te vean como un ser “insólito” o “impredecible”. Tu capacidad para imaginar el futuro no tiene precio.


El Fresno (Nion) (18 de Febrero-17 de Marzo)

El fresno es famoso, aunque anónimo, puesto que es el árbol que aparece suspendido el hombre colgado del Tarot. Las raíces del fresno penetran profundamente en la tierra y el árbol es conocido por la velocidad con la que crece. Su energía, pues, también aumenta rápidamente, aunque se dispersa con la misma rapidez. Si has nacido bajo este signo, tienes un “conocimiento” de la conexión entre nosotros, nuestro planeta y nuestro universo. Sientes el dolor y la alegría de todas las demás criaturas, desde los árboles a los animales, hasta la de aquellos humanos menos afortunados que tu. Eso contribuye a dar a tu personalidad un sentido de la compasión que es incomparable.


El Aliso (Fearn) (18 de marzo-14 de abril)

El aliso resiste increiblemente al agua. Como consecuencia de ello, se ha empleado a menudo en construcciones subterráneas, desde puentes hasta fundamentos de pilares para hogares situados cerca de los ríos. Su resistencia convierte al aliso en una fuerza poderosa en las batallas psíquicas. Si has nacido bajo el signo del aliso, tienes un tremendo valor ante los obstáculos y el poder de ganar en las disputas. Lleva cuidado con tu tendencia a crear guerras allí donde previamente no existían y procura no disipar tu fortaleza al participar en debates sin sentido.


El Sauce (Saille) (15 de abril- 12 de mayo)

El sauce busca el agua y, con frecuencia se encuentra cerca de las corrientes encima de pozos subterráneos naturales. Este árbol se halla asociado como ningún otro a la Luna en todas sus fases, por lo que simboliza el cambio de nuestros sentimientos y “estados de ánimo” a medida que transcurre el tiempo. Si has nacido bajo el signo del Sauce, eres una criatura instintiva; de hecho reaccionas fundamentalmente a partir de la “respuesta de las entrañas”, antes que basarte en la información intelectual. Ten cuidado con el ritmo de tus estados de ánimo y presta mucha atención a tus sueños. El simbolismo de este árbol te ayudará a sortear las dificultades de la vida.

El Espino (Huathe, Uath) (13 de mayo-9 de junio)

Este árbol no es muy grande y se utiliza a menudo para formar setos y tiene una reputación ambigua. Conocido por ser el signo tanto de la fertilidad como de la muerte, se dijo de él que contenía el conocimiento tanto de la reproducción como de la transformación. Estos dos procesos necesitan tiempo y, si has nacido bajo este signo, dispone de una comprensión innata sobre la importancia del proceso y la necesidad de cambio. Tu desafío consiste en utilizar esa comprensión para guiarte cuando se trate de emprender nuevos inicios, de modo que no te precipites. Espera y prepárate cuidadosamente.


El Roble (Duir) (10 de junio-7 de julio)

El roble soporta lo que los otros no pueden. Se mantiene fuerte a través de los desafíos y se sabe que es casi inmortal, conviene atestiguado a menudo por su prolongada vida y su capacidad de resistir al fuego, al rayo y a la devastación. Si has nacido bajo este signo, posees la fortaleza de carácter y el propósito de resistir, sin que importen cuales puedan ser los desafíos. Dirige tus energías sabiamente, asegúrate de tener bien calculados tus riesgos y superaras todas las pruebas con las que te encuentres, por “imposibles” que parezcan.

El Acebo (Tinne) (8 de julio al 4 de agosto)

Los antiguos ya utilizaron la madera del acebo en la construcción de puntas de lanza y, como muestran sus espinosas hojas, esta bien preparado para la batalla. Símbolo de la firmeza y de la energía masculina-yang, el acebo proporciona una naturaleza igualmente bien preparada a quienes han nacido bajo su signo. Cuantas con una fuerte y ordinaria fuerza física y con la capacidad de dirigir tu energía en un flujo uniforme y equilibrado. Esa capacidad te da una generosidad de espíritu y una notable solidez que los demás respetaran, admiraran y de la que dependerán. Antes de comprometerte en cualquier batalla, busca en tu interior comprensión y respeto hacia tus oponentes.

El Avellano (Coll) (5 de agosto a 1 de septiembre)

El avellano produce sus frutos durante el otoño, después de haberse pasado un ciclo anual acumulando fortaleza interior para protegerlos. La cascara del fruto es tan dura y protege también su tesoro que constituye el epitome de la dureza. Nacido bajo el signo del avellano, también tienes un tesoro interior que ofrecer; los frutos de tu conocimiento. Tu sabiduría y habilidad para comunicar, además de tu gran flujo de ideas, te hacen ser capaz de transformar los pensamientos y opiniones de los demás. ¡Ten cuidado en la forma en que expresas tu brujería!


La Vid (Muin) (2 de septiembre-29 de septiembre)

Las parras contienen un fruto: la uva, utilizada para hacer vino, el elixir mágico conocido por sus capacidades para disolver las fronteras que existen entre nosotros, lo que nos permite relajarnos y relacionarnos mas fácilmente con los demás. Eres, por lo tanto, una persona que se relaciona de este modo con los demás de un modo innato, desplegando intensas habilidades para restaurar el equilibrio de las situaciones desgraciadas o injustas. Tu instinto te hace tener una extraordinaria perceptividad en relación con las motivaciones de los demás y tu encanto es irresistible. Confía en ese instinto y atrae hacia ti relaciones que duren. No temas pasar ocasionalmente algún tiempo a solas; a veces, tu propia compañia es lo mejor.


La Hiedra (Gort) (30 de septiembre a 27 de octubre)

La hiedra viaja a todas partes; se extiende feliz y progresa en muchos lugares donde ninguna otra planta sobreviviría. También es conocida por su determinación por superar los obstáculos hacia la luz y la nutrición. Si has nacido bajo este signo, tu capacidad para crear redes te permitirá el progreso de tus objetivos personales y los propósitos de tu “causa”, fueran estos los que fuesen. Es importante que utilices este talento para extenderte hacia el exterior, como la hiedra, de una forma productiva. No permitas que otros o que tu misma-o te vinculen con la culpabilidad, la preocupación o el temor al futuro.

La Caña (Ngetal) (28 de octubre al 24 de noviembre)

Las raíces de la caña se hunden profundamente en el agua de la que se nutre. Estas raíces constituyen de hecho la parte más fuerte del junco, de modo que se verdadera fuerza se halla doblemente oculta, tanto por debajo del agua como por debajo del lecho del estanque o lago donde crece. Si has nacido bajo este signo, también dispones de una fortaleza secreta y quizá de motivaciones secretas. Tu desafío consiste en utilizar sabiamente “tus habilidades detectivescas” no para socavar las de los demás o para encontrar sus debilidades, sino para evolucionar y convertirte en un ser con mas percepción cuya sabiduría puede utilizar para enseñar a otros.

El Sauco (Ruis) (25 de noviembre-23 de diciembre)

El Sauco es un árbol muy adaptable, perfectamente capaz de regenerarse a sí mismo de muchas formas. Puede echar raíces a partir de una rama y se recupera con bastante rapidez, lo que le permite superar con igual facilidad los danos sufridos tanto por causas naturales, como antinaturales. Por esto, si has nacido (como yo) bajo el signo del Sauco, también eres capaz de vivir y prosperar en cualquier condición. Vivirás muchas “vidas” durante el tiempo que estés aquí y llevaras contigo esos recuerdos a cada nueva aventura que emprendas. Concíbete a ti misma-o como una especie de gitano y un estudiante, que solo se dedica a acumular experiencia y conocimiento, de modo que pueda paulatinamente convertirse finalmente en un gran maestro.

misabueso.com

elespejo.com

personal.telefonica.terra.es/web/fillosdebreoga

Anuncios

»

  1. Los druidas femeninos recibían el nombre de meigas o diosas, y todas habían nacido un día 7 del mes de julio y eran la séptima mujer parida en la familia. Lo que confería a una mujer condiciones druídicas era la relación con el número 7 y que la conjunción de 7, 7 y 7 en una persona le otorgaba poderes especiales.

    Hblemos de la Reina Maga Cerrid gwenn, una bella mujer que se propuso encontrar la pócima otorgaba el don de la Sabiduría.

    Cerrid gwenn, llevó al bosque sus elementos de alquimia junto con sus ilusiones. Eligió el nogal más vivo de todo el bosque, y digo vivo por la gran cantidad de pájaros que en él anidaban, e instaló a su sombra el más mágico de sus calderos. Pacientemente fue mezclando 6 gotas de entendimiento, 4 pétalos de rosa, 7 gotas de consejo y 1 ala de mariposa, una pizca de piedad, 3 gotas de conocimiento, 5 estelas de cometa, 2 cucharaditas de fortaleza y revolvió y revolvió. Y lo empezó a cocer.

    Por un año y un día, sin parar un segundo, amorosamente cultivó la llama de su caldero. Adaptó y readaptó la receta, le agregó pétalos de jazmín.

    No se detuvo un solo día, persistió en su tarea y finalmente rescató del caldero unas pocas gotitas mágicas que guardó celosamente en un frasquito.

    Cerrid gwenn, al igual que muchos magos y dioses, decidió probar la fórmula en sí. El efecto fue casi instantáneo. Lo había logrado. Descubrió el secreto de la Sabiduría. Quemó la fórmula. Ocultó el frasquito lejos de todo lo humano.

    Cerrid gwenn descubrió que a la sabiduría se llega… buscando, probando. Nos dejó los ingredientes, nos dejó su constancia, de vez en cuando, se tienta en entregar su secreto a alguien, pero como ella ya probó el preparado, inmediatamente reflexiona y cambia de opinión.

    LEYENDA CELTA

  2. Que preciosa leyenda Carlos… 🙂 . Muchas gracias por compartirla con todos. Como el tema celta me apasiona (ya lo sabes 😉 ), pues ya seguiré contando muchas cosillas mas para todos.

    Hablando de la sabiduría, decían los chinos que son muy sabios… 😀 “La sabiduría consiste en saber que se sabe lo que se sabe y saber que no se sabe lo que no se sabe” . Besos!

  3. Pingback: Reiki Celta - Alfabeto Ogham « Un lugar en el Arcoiris

  4. ME SIENTO TOALMENTE IDENTIFICADA CON LOS ARBOLES A LOS QUE PERTENEZCO ,EL FRESNO Y EL ALISO.CON MI NIETO SOMOS FANATICOS PLANTADORES DE ARBOLES ,MUHOS LOS HACEMOS DE SEMILLAS.

  5. Hola, esta Leyenda es preciosa y me ha impactado mucho por cuanto siempre he sentido una atracción muy profunda por los árboles y una identificación con todo el misterio de los druidas, siempre me digo que en vidas pasadas tuve que ser parte de ellos. Casualmente he nacido un 07 de julio de 1962 que yo siempre he traducido en 07-07-07.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s