Si el mundo fueran 100 personas

Estándar

Hoy es Día de Reyes, un día muy especial sobre todo para los niños que esperan con ilusión a que les traigan Melchor, Gaspar o Baltasar, todos esos regalos que tanto desean para poder disfrutarlos.

Este día también es para los adultos, ya que se ha convertido en tradición que todos nos hagamos regalos para celebrar el nacimiento del niño Jesús. Recordemos que el niño Jesús nació en un lugar muy pobre, humilde, sencillo. Ya no sé si en un pesebre o en una casa humilde (según los últimos datos que ha proporcionado la Iglesia parece ser que fue en una casa y la teoría del pesebre ya ha dejado de ser válida, de cuantas cosas mas nos iremos enterando con el paso de los años, pero eso será otra historia), pero en verdad su padre (padre terrenal) José, era carpintero y en aquella época ser carpintero era una posición muy privilegiada, de buena familia como decimos hoy en día.

El destino de Jesús como bien sabemos todos no era vivir en la opulencia o riqueza que tal vez pudiera cosechar en la tierra, si no que lo que vino a traer al mundo, su misión era la de enseñarnos a  hacer tesoros en el cielo que son los que valen en verdad, y no en la tierra y salvarnos de nuestros pecados muriendo por nosotros que es el acto mas grande de amor que un ser puede hacer por otro, además de dejarnos dos mandamientos nuevos que no cumplimos que extrayendo del Nuevo Testamento donde se encuentra éste dice asi

v. 34    Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron en ese lugar,

v. 35    y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba:

v. 36    “Maestro, ¿Cuál es mandamiento más grande de la Ley?”.

v. 37    Jesús le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu.

v. 38    Este es el más grande y el primer mandamiento.

v. 39    El segundo es semejante al primero: Amaras a tu prójimo como a ti mismo.

v. 40    De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas”.

Los dos mandamientos del amor a Dios y al prójimo, que en el Antiguo Testamento se encuentran muy distanciados, Jesús los vinculó estrechamente. Son como las dos caras de una misma moneda. No se puede amar a Dios sin amar al prójimo, que es la imagen de Dios. Por eso dice San Juan: “El que dice: amo a Dios y no ama a su hermano, es un mentiroso…el que ama a Dios debe amar también a su hermano” (1Jn. 4, 20-21)

v. 40 Los primeros cristianos usaban la expresión “la Ley y los Profetas” para referirse a los libros inspirados del Antiguo Testamento (Mt.7, 12)

Estos libros son el compendio escrito de la Alianza de Dios con Israel. Por lo tanto, el que ama a Dios y ama al prójimo cumple todos los mandamientos contenidos en esta Alianza. El amor es la única manera de ser fiel a la Alianza, de responder al amor de Dios.

Como decía líneas mas arriba, no cumplimos estos mandamientos la mayoría de las personas y esto conduce a las siguientes reflexiones que me hago y os dejo para vosotros:

Tenemos que amar a Dios en profundidad, con todo lo que somos. Porqué Él nos ha amado así

¿Hemos experimentado el amor de Dios?

¿En qué circunstancia de nuestra vida?

Ese amor a Dios ¿cómo lo expresamos en lo cotidiano?

Amarlo significa buscar su voluntad ¿lo hacemos?

Para amar a los demás, la medida es el amor que nos tenemos a nosotros mismos. ¿Nos aceptamos como somos, que es como Dios nos ve y nos ama?

¿Hemos aprendido a perdonarnos a nosotros mismos?

¿Queremos para nuestros hermanos lo mismo que para nosotros?

¿Buscamos la felicidad de los demás?

¿Es nuestro amor a los demás: desinteresado-paciente-comprensivo?

Recuperando el Día de Reyes, día de regalos y a raíz de todas estas reflexiones que siempre tengo presentes en mi vida e intento aplicarme cada vez mas, hasta que consiga grabármelo a fuego (por decirlo de alguna manera) en mi mente (lo que peor hago en mi caso es no quererme como debo, no valorarme en definitiva no amarme como tengo que hacerlo, aunque estoy aprendiendo a hacerlo y cada vez me voy sintiendo mejor por ello) pues nunca me olvido del prójimo, de hecho doy mas importancia al prójimo que a mi misma, otro error que estoy enmendando aunque me está costando. Siempre que he sentido que tenia que dar he dado y doy sin esperar jamás recibir nada a cambio, ya que para mi el simple hecho de ayudar a los demás, de poder dar, es un regalo que se me da ya implícito puesto que es lo que mas me gusta hacer en la vida.

Por todo ello en tal día como hoy, no puedo olvidarme de quienes no pueden recibir ningún regalo porque no tienen absolutamente nada, ni siquiera unas migajas de pan. Pienso en cuantas personas están sufriendo y falleciendo y se me encoge el corazón al ver el derroche que se hace sobre todo en estas Fiestas occidentales nuestras que hoy ya terminan, perdiéndose con ello el verdadero espíritu de la Navidad que es el espíritu de Jesucristo, o nuestro Cristo interno, ya que está dentro de cada uno de nosotros.

Retomando el título de esta entrada la cual titulo si el mundo fueran 100 personas nada mas, ¿sabéis una cosa?, solo 3 personas en ese mundo en miniatura que es el nuestro, podrían tener conexión a internet. Asi que solo por eso, siéntete muy afortunado tú que me estás leyendo, hay 97 personas en un mundo de 100 que no tienen internet. Empecemos a pensar mas en quienes no tienen nada y a valorar también lo que afortunadamente tenemos, que aunque no lo creas tu que me lees, tienes una gran fortuna en este mundo en el que vivimos. Si tienes un techo sobre tu cabeza y una comida en el refrigerador, ya eres mas rico que el 75% de la población mundial, ¿como lo ves?.

Pues asi lo veo yo:


Besos a tod@s y que este año nuevo que comienza, aprendamos a ser todos mas solidarios. Pensemos que todos somos todo, y todo somos todos ya que todo está unido o conectado.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s