El saco de plumas

Estándar

Decía una canción de un grupo español muy conocido que se llamaba El Último de la Fila, “Si lo que vas a decir no es mas bello que el silencio no lo vayas a decir”, o si lo preferís “Si no tienes nada bueno que decir, mejor no lo digas o quédate callado”. De eso trata esta historia que quiero compartir hoy con todos y es que lo que no te gustaría que te hicieran a ti, no se lo hagas a los demás, el daño puede llegar a ser irreparable. Midamos nuestras palabras, el efecto puede ser devastador. Aprendamos a no juzgar a los demás, miremos antes nuestro interior.

El saco de plumas

Había una vez un hombre que calumnió a un amigo suyo; el motivo fue la envidia que sentía al ver el éxito que aquél había alcanzado en su vida.

Tiempo después se arrepintió de la ruina que trajo con sus calumnias a ese amigo.

Visitó entonces a un hombre muy sabio a quien le dijo:

“Quiero arreglar todo el mal que le hice a mi amigo. ¿Cómo puedo hacerlo?”.

A lo que el sabio respondió:

“Toma un saco lleno de plumas ligeras y pequeñas y sueltalas una a una por donde vayas”.

plumas-negras

El hombre, muy contento por aquel pedido tan fácil, tomó el saco lleno de plumas y partió.

Al cabo de un día ya las había soltado a todas; por lo que volvió a visitar al sabio y le dijo:

“Ya he terminado”.

El sabio contestó:

“Esa es la parte más fácil. Ahora debes volver a llenar el saco con las mismas plumas que soltaste… Sal a la calle y búscalas”.

El hombre se sintió muy triste y angustiado, pues sabía lo que eso significaba, sabía que no podría juntar casi ninguna.

Al volver, el hombre sabio le dijo:

“Así como no pudiste juntar de nuevo las plumas que volaron con el viento, así mismo el mal que hiciste voló de boca en boca y el daño ya está hecho. Lo único que puedes hacer es pedirle perdón a tu amigo, pues no hay forma de revertir lo que ya hiciste. Simplemente piénsalo dos veces la próxima vez que hagas comentarios sobre otra persona”.

Anuncios

»

  1. Si me permites, quiero dejar una frase de Rabindranath Tagore sobre el silencio, que cada vez que la leo me da otra perspectiva nueva. “El hombre se adentra en la multitud por ahogar el clamor de su propio silencio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s