El Tótem animal o animal espiritual. ¿Sabes cuál es el tuyo?

Estándar

Éste es un tema que a mi particularmente siempre me ha interesado mucho,  del cual siempre os había querido hablar, y no terminaba de encontrar el momento adecuado. Hoy he decidido no aplazarlo ni un día más.

Un tótem es un objeto natural o un animal que en las mitologías de algunas culturas o sociedades se toma como símbolo icónico de la tribu o del individuo. El tótem puede incluir una diversidad de atributos y significados para el grupo vinculado.

En el totemismo, el tótem se entiende también como el principio u origen de un determinado grupo humano (clan), que se cree descendiente de ese tótem — animal, vegetal u objeto inanimado—. En este sentido, aunque el término proviene de la cultura Ojibwa, originaria de América del Norte, el totemismo puede observarse a lo largo de la evolución de las sociedades humanas en otros continentes y eras.

Entre algunas tribus indígenas y naciones nativas de norteamérica las cualidades de los animales reflejan o reflejaban fuerzas sobrenaturales y atribuciones espirituales. Entre algunos de los animales reconocidos está el oso, el halcón, el pez, el bisonte o búfalo, y el tejón. Estos eran animales de gran importancia. También en algunas culturas representaba los tres niveles del ser humano: el yo inferior (o inconsciente), el yo medio (la mente) y el yo superior, éste último representado con una figura alada o un pájaro, símbolo de la expansión. Si arriba de la figura alada había otras figuras, estas significaban otras deidades de planos superiores.

El tótem animal es la energía del animal que se esconde en nuestro interior. Los animales espirituales pueden ayudarnos a sentirnos más en sintonía con la tierra y guiarnos para tomar las decisiones correctas en la vida. No puedes elegir un animal espiritual tú mismo; según las antiguas creencias, tu animal espiritual te elige a ti. 

Ahora la cuestión sería ¿Cómo encontrar a tú animal espiritual si aún no lo has hecho?

Para comenzar es importante que tomes nota de los animales que más te han atraído a lo largo de tu vida, y/o te siguen atrayendo, en qué momento especial se despertó ese interés, ya que nuestros animales espirituales suelen llegar a nuestras vidas en momentos clave o importantes para nosotros, como guías que nos indican el camino a seguir.

angelesbuhonivalblog

Puedes hacerte una serie de preguntas para identificar a tu totem animal, como por ejemplo:

  • ¿Qué animal te atrae especialmente desde siempre?. Éste animal será el que estará a tu lado toda la vida. Normalmente todos tenemos uno o dos animales de poder.
  • ¿Si vas a un zoo hay algún animal por el que sientas una predilección en especial y estés impaciente por verlo?.
  • Cuando estás en el campo, en la Naturaleza ¿Ves algún animal con frecuencia?. ¿Te has encontrado alguna vez con algún animal de los denominados “salvajes”?.
  • ¿Hay algún animal de poder que te haya atraído en algún momento en especial?. Esé animal aparece en circunstancias temporales para que aprendamos algo de lo que nos quiere transmitir, y luego se irá, una vez cumplido el aprendizaje.
  • ¿Qué animal es al que le tienes más miedo?. Éste tipo de animales vienen para enseñarnos a superar nuestros miedos precisamente, y que ese miedo que sentimos, una vez que lo superemos se convierta en un poder. Algunos chamanes creen que los miedos toman forma de animales, y solo enfrentando estos miedos con coraje, conseguiremos superar el obstáculo y hacer de él un poder. A éstos animales se les denomina “tótem sombra”.
  • ¿Alguna vez te ha mordido, te ha atacado un animal? Se cree desde tiempos antiguos, que si eres atacado por un animal, éste se convertirá en un tótem espiritual para tí. El ataque del animal es una manera de poner a prueba a su “elegido”, si la supera, se quedará con él toda su existencia para guiarle y protegerle.
  • ¿Tienes sueños en los que aparezca algún o algunos animales en especial? ¿Se te ha quedado en tu memoria el animal con el que soñaste?. Nuestros animales de poder, también se comunican con nosotros a través de los sueños. Lo identificarás si ves a ese animal repetidamente en tus sueños. Si tienes hijos, y te dicen que sueñan con algún animal en especial, préstales atención, porque ese será su tótem animal.
  • ¿Te has encontrado algún animal que manifieste ante tí, algún comportamiento inusual?. Si notas que hay un animal que busca tu mirada, que trata de llamar tu atención de forma especial, que corre alrededor tuyo, en definitiva, que trata de comunicarse contigo, su mensaje es claro, está ahí para tí.

angelestortugablog

Una vez identificado a tu animal espiritual o animales espirituales, conviene tener presentes una serie de cosas importantes:

  • La primera cosa de importancia que deberías de aprender, es saber como es tú animal. Aprende sobre tu animal, su historia, su comportamiento, su hábitat, su comida, y todo lo que rodee al animal, en definitiva. Sobre todo, es importante también que aprendas que es lo que representa ese animal, qué es lo que viene a decirte, y para ello nada mejor que consultar una buena web dedicada a ello como puede ser la de TOTEMANIMAL.ORG que a mi particularmente, por ejemplo, me ha ayudado mucho, y desde aquí les agradezco su labor. Espero que a vosotros también os ayude 🙂
  • Seguidamente y también de mucha importancia, sería que apliques en tu vida lo que tu animal espiritual te está queriendo enseñar. Es decir, interioriza la sabiduría de tu animal para aplicarla en tu día a día.
  • Es importante además, hacerte con algún objeto que represente a tu animal. Te servirá como amuleto protector, a la par que siempre hará que te acuerdes de él, lo cual es muy positivo, ya que no debemos olvidarnos de su existencia en nuestras vidas.

Por ejemplo, este año y tras un suceso muy traumático en mi vida, del cual muy probablemente os hablaré más adelante cuando me sientas con más fuerzas para ello, yo estuve soñando dos noches seguidas con una pequeña foca blanca que no se ha borrado de mi memoria, porque fueron unos sueños muy vívidos, pareciera que la tocara con las manos en la realidad. Me veía sentada en un banco de madera situado en un gran prado, y delante de mi tenía el ancho y profundo mar. Estaba ralajada mirando al mar sola, en un día soleado increíble. De repente, vi surgir del mar a una pequeña foca blanca, la típica cría de foca, que viene corriendo hacia mi, y se sitúa en segundos al lado mio en el banco dando un gran salto. Me mira con esos ojos enormes oscuros y profundos, y me empieza a querer dar sus aletas delanteras para jugar conmigo, como si fuéramos dos niñas jugando a las palmas. Y comenzamos a jugar, lo pasaba fenomenal en el sueño por supuesto. Al poco rato siento dentro del sueño, que me llama mi marido, que nos tenemos que ir de allí, me levanto y la digo “foquita tengo que dejarte, me tengo que ir a mi casa, y tú debes volver a la tuya”. Me levanto, y veo como ésta pequeña foca bebé, me sigue detrás como a una gallina la siguieran sus pollitos, no se quería separar de mi. Mi marido viendo la escena, se quedaba perplejo, y yo diciéndole “no sé que hacer, no quiere separarse de mi”, y lo cierto es que a mi también me costaba separarme de ella. Era difícil separarse de un animal tan bellísimo, tan tierno e inocente como una foca bebé. La dije, “pequeña, vendré más veces por aquí, y tal vez nos volvamos a encontrar”, pero ella seguía mirándome y seguía sin querer irse. Las dos veces que soñé con ella, fue así. Me despertaba en que no se quería ir, y así se quedaba el sueño. Al día siguiente, y en la misma semana, no paraba de recibir mensajes relacionados con focas para mi sorpresa, por diferentes medios de comunicación, y la sorpresa aún más mayúscula, fue cuando acudo a los cinco días de tener esos sueños a un mercado medieval que se organizaba en un pueblo cercano a mi ciudad, y me encuentro en un puesto de artesanía de cosas hechas con lana, ¡¡una foca blanca!!, la única que había hecho la artesana, y alli estaba, mirándome y esperándome. Más claro el agua, y desde entonces aquí está conmigo en mi casa. Efectivamente, y tras éstos meses transcurridos, me di cuenta de lo que venía a decirme la pequeña foca. Ahora ya, otro de mis animales de poder.

foquitatotemanimal

  • Por último y como no, a tener en cuenta, no te cierres a tus animales, mantente abierto a los mensajes que en cualquier momento puedan llegarte, porque siempre serán para tu crecimiento y evolución espiritual.

Debemos tener siempre presente algo muy importante, nosotros formamos parte de la Naturaleza, y la Naturaleza forma parte de nosotros. Los animales y nosotros somos todo UNO, y es que nosotros somos también animales, pero animales “racionales” dicen, lo pongo entrecomillado, porque eso no lo tengo claro.

Los animales tienen mucho que enseñarnos, y nosotros mucho que aprender de ellos, tan sólo debemos tener predisposición y la mente abierta, para podernos comunicar con ellos. Ya sabes el camino.

Quiero terminar ésta entrada con una cita célebre que me encanta:
“Desde que el hombre existe ha habido Música, pero también los animales, los átomos y las estrellas hacen Música.» (Karlheinz Stockhausen )
leyendaanimal
 Un abrazo a todos,
Ángeles Alonso

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s