Archivo de la etiqueta: magia

Las secuencias numéricas que utilizan nuestros guías espirituales, para comunicarse con nosotros

Estándar

Esta entrada complementaría a la otra entrada que hace tiempo escribí titulada “Las secuencias numéricas de los ángeles“, ya que son dos partes de un mismo tema que suscita un enorme interés entre vosotros, y por ello quiero ampliarlo hoy con más información que os pueda servir de utilidad y ayuda.

Te invito también a que conozcas mi obra “El Tarot de la Biblia”, un medio por el cual podemos comunicarnos con la esfera Divina, con la Divinidad que reside en nuestro interior. Nuestro mejor guía espiritual está dentro de nosotros y ese guía es Dios.

Decía Pitágoras de Samos (siglo VI A.d.)filósofo y matemático griego considerado el primer matemático puro, que los números son el principio de todas las cosas y que el cielo entero es número y armonía.

Los comienzos de la numerología se pierden en la noche de los tiempos. Existen escritos que la mencionan en casi todas las civilizaciones antiguas, y se sabe que su paso al mundo occidental se debe a éste gran matemático y filósofo griego.

Sabemos además que Pitágoras hizo muchos viajes a Oriente en busca del Conocimiento Superior, y que a su regreso fundó numerosas hermandades entre las que, entre otras disciplinas se enseñaba la numerología en relación al comportamiento y las vivencias humanas.

Pitágoras desarrolló en forma metódica una relación entre los planetas y su «vibración numérica». La denominó «música de las esferas». Mediante su método de numerología afirmó que las palabras tienen un sonido que vibra en consonancia con la frecuencia de los números, como una faceta más de la armonía del universo y las leyes de la naturaleza.

Según los numerólogos, los números son mucho más que una forma de medir o cuantificar lo que existe a nuestro alrededor. Pitágoras creía que el universo debe ser visto como un todo armonioso, donde todo emite un sonido o vibración. Los números del 1 al 9 están asociados a características específicas, que juntas abarcan toda la experiencia de la vida.

Si nos vamos más adelante en la historia, nos encontramos conque el símbolo de los números aparece tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. Los textos bíblicos de Ezra, Ezequiel y Enoch contienen revelaciones sobre el Conocimiento Secreto y el significado místico de los números y las letras.

Nuestros Guías espirituales debido a la alta vibración en la que ellos están, y a la alta vibración que también  tienen los números, muy acorde a la suya, tienen como costumbre comunicarse con nosotros a través de ellos, por la facilidad que les supone el hacerlo así y a nosotros poder comprenderlos, ya que todos conocemos los números. Sin embargo, lo que no se conoce muy bien por todo el mundo, es el significado que puede tener cada número en el ámbito espiritual, o una determinada secuencia de números que pueda ser utilizada por nuestros guías, para hacernos llegar un mensaje de forma rápida y sencilla, para decirnos, en definitiva, “estamos aquí contigo y queremos decirte algo”.

tie-6650-5000-wallpaper

Nuestros Guías Espirituales se nos asignan desde el nacimiento, y lo creamos o no, nos guían y aconsejan en nuestra vida diaria. Ellos quieren que nos desarrollemos, que crezcamos personal y espiritualmente, para que podamos alcanzar nuestro máximo potencial, encontrar nuestra verdadera naturaleza, y encontrar nuestro lugar en el mundo.

Desean abrir la comunicación con nosotros, para establecer un diálogo, por lo que la orientación, el asesoramiento y las respuestas siempre son fáciles de entender y en el momento adecuado. La forma más común en que nuestros Guías Espirituales empiezan a querer establecer una comunicación con nosotros, es a través de secuencias de números. En la antigüedad seguramente, el tipo de comunicación habría sido acorde a la época, como por ejemplo, ver a un tipo particular de pájaro u otro animal, pero ahora mismo, en la era digital moderna, rodeada de números que todo el mundo miramos, ellos están utilizando las secuencias de números para comunicarse.  No podemos ignorar ver una secuencia de números, si es que se nos muestra por todas partes en las que miremos,  en cualquier lugar en el que estemos, o a donde sea que vayamos.  Por ejemplo, puedes ver repetidamente las secuencias 1111 o 1212 cada vez que miras el reloj, o  cada vez que miras la matrícula de un coche, tal vez estés viendo la secuencia 7777 o 3333, y te pares a preguntarte ¿Y por qué veo estos números siempre?. ¿Qué significa?.

Y…. ¿Qué te están queriendo indicar entonces?… Llegados a este punto, y si crees en los guías, no podría ser de otro modo, tratarás de buscar su significado, y ésto es lo que yo he podido encontrar que espero te sirva de ayuda:

Para que sepas el significado de las secuencias numéricas más comunes pincha en el ENLACE

numerospuente

Otros significados de secuencias, a continuación:

Conjunto de secuencias numéricas.
Este conjuntos de secuencias numéricas son señales que se relacionan con tus pensamientos, sentimientos y con tus influencias planetarias personales, según tu fecha de nacimiento.

1010, 0101, 1001, 0011, 1100 – Estas secuencias indican que tus pensamientos están en armonía con tu camino espiritual. Adelante.

2020, 0202, 2002, 0022, 2200 – Estas secuencias indican que lo que piensas que sea muy importante para ti, es lo correcto, y que si sigues así, podrás alcanzar tus sueños.

3030, 0303, 3003, 0033, 3300 – Estos signos indican un SI rotundo universal. Lo estás haciendo muy bien.

4040, 0404, 4004, 0044, 4400 – Estas secuencias indican un NO universal. Cambia de rumbo porque no vas por el correcto.

5050, 0505, 5005, 0055, 5500 – Estas señales indican que un cambio en tu pensamiento te están llevando por la buena dirección. Sigue por el camino que has elegido.

6060, 0606, 6006, 0066, 6600 – Estas secuencias indican que tu pensamiento actual está desequlibrado. Reconduce tu vida por el camino adecuado.

7070, 0707, 7007, 0077, 7700 – Estas secuencias indican que has aprendido una lección de vida.

8080, 0808, 8008, 0088, 8800 – Estas secuencias indican que una fase de tu vida está a punto de llegar a un final.

9090, 0909, 9009, 0099, 9900 – Estos secuencias indican que una fase de tu vida ha llegado a su fin. Un cambio.

000, 0000 – Estas secuencias indican que tus pensamientos están en armonía con el Universo. Has completado un ciclo.

Señales en el Camino Espiritual

Las siguientes señales son utilizadas por nuestros Guías Espirituales para guiarnos en nuestro camino espiritual. Estos signos, nos hacen saber cómo lo estamos haciendo y lo que tenemos que hacer a continuación. Estas señales se refieren a todo lo que acontezca en tu vida/camino espiritual, en términos de semanas, meses y años:

1010, 0101, 1001, 0011, 1100 – Estas secuencias indican que tus pensamientos están en armonía con tu camino espiritual.

111, 1111 – Estas secuencias indican que tus pensamientos son correctos para el nuevo ciclo de tu vida en el que estás, y que se encuentran en tu camino espiritual. Continúa y sigue así.  Vas por el camino correcto.

121, 1221, 2121, 2211, 1122 – Estas secuencias indican que tienes un correcto enfoque de tu vida, y si sigues con las ideas que tienes ahora,  te llevarán a lo largo de tu camino espiritual. Se podría expresar simplemente como: “Estás siguiendo tu camino!“.

131, 1331, 1313, 3311, 1133 – Estas secuencias indican un ‘¡Sí! universal – Estás en el camino correcto.

141, 1441, 1414, 4411, 1144 – Estas secuencias indican un “¡No! universal – No vas por el camino correcto. Cambia tu forma de pensar y de actuar.

151, 1551, 1515, 5511, 1155 – Estas secuencias indican que un cambio en tu vida acaba de ocurrir. Te guste o no, es correcto para ti. Sigue la nueva dirección.

161, 1661, 1616, 6611, 1166 – Estas secuencias indican que tus pensamientos están desequilibrados y por tanto, no estás siguiendo el camino correcto. Estas secuencias son como señales de alerta en la calzada Los Guías Espirituales las utilizan para mantenernos en el camino correcto y nos impiden desviarnos por la senda que no debemos de seguir. Estas secuencias son las contrarias de 121, 1221, etc. Simplemente se podría decir: “No estás siguiendo tu camino!“.

171, 1771, 1717, 7711, 1177 – Estas secuencias indican que has aprendido una lección que tus Guías Espirituales querían que aprendieras, ya que era muy importante y necesario que así fuera, para que progreses en tu camino y sigas evolucionando.

181, 1881, 1818, 8811, 1188 – Estas secuencias indican que una fase de tu vida está a punto de llegar a su fin. Indican que tus pensamientos sobre alguna parte de tu vida, están en línea con tu camino espiritual y que estás a punto de terminar un ciclo de aprendizaje.

191, 1991, 1919, 9911, 1199 – Estas secuencias indican el fin de una etapa en tu camino espiritual. La fase puede o no haber llegado a su fin real en el momento de ver estas señales, pero, si se siguen los pensamientos que tienes en el momento de ver esta señal, esta fase  llegará a un final completo.

Otras secuencias numéricas

2323, 2332, 2233 – Estas secuencias se observan con mayor frecuencia, después de haber establecido una relación con tus Guías Espirituales. La gente que ve este tipo de secuencias, están abiertos a su guías a través de secuencias numéricas.
1234, 234, 456 – Si estás viendo repetidamente secuencias numéricas ascendentes tales como 1234, esto es una muestra de que tus Guías Espirituales te instan a tener pensamientos o ideas progresistas. Verás este signo cuando se piensa en un área de tu vida que te preocupa y quieres cambiar, o pensando en un tema en particular. Al ver esta secuencia numérica inmediatamente después de lo que estés pensando,  es un signo de que tus ideas son progresivas; tu vida avanzará siguiendo estos pensamientos y tendrás a tus Espíritus Guías de apoyo en tu búsqueda.

321, 432, 543 – Si estás viendo repetidamente secuencias numéricas descendentes tales como 321, esto es una muestra de que tus Guías Espirituales te están diciendo que tus pensamientos son regresivos. Verás esta señal cuando estés pensando en un área de tu vida, curso de acción o tema importante para ti. Al ver esta secuencia numérica, inmediatamente después de tales pensamientos, es una indicación de que tu vida va a dar un paso atrás si sigues el curso de acción que están considerando, o continuas con esa línea de pensamiento.

 Los números en distintas culturas
  • El Nº 1: este número representa el Padre, el Dios Creador, en casi todas las culturas y religiones antiguas.
  • El Nº 3: representa la Trinidad en la cultura babilónica: ANU el cielo, BEL la tierra y EA el agua.
    En la India representan a BRAMA la Creación, VISHNU el poder conservador y SHIVA el poder destructor.
    Para los hebreos simboliza las 3 plagas que pasó David.
    Para los griegos y romanos tenía sentido religioso. Repetían 3 veces las palabras místicas, hacían 3 libaciones en sus ceremonias litúrgicas en las que sacrificaban 3 animales.
    Y en el cristianismo ha sido un número muy importante. Representa en primer lugar la Santísima Trinidad, las 3 tentaciones de Jesús, los 3 días que permaneció Jesús en el sepulcro, y también la triple tentación que venció San Pablo mediante 3 oraciones.
  • El Nº 4: este fue un número importante en la cultura piel roja, ya que representa los 4 puntos cardinales.
    Para los antiguos babilonios, egipcios y hebreos tenía el mismo significado.
  • El Nº 7: es un número importante en la cultura hebrea que habla de las 7 islas, los 7 cielos, las 7 montañas, los 7 altares y los 7 pares de animales que Noé introdujo en el Arca, por orden divina.
    En el cristianismo representan los 7 Sacramentos y los 7 dones del Espíritu Santo.
    Tiene también importancia metafísica y astrológica, 7 eran los únicos planetas considerados antiguamente, 7 los días de la semana, 7 los malos espíritus y 7 las murallas que separaban al mundo inferior.
  • El Nº 10: fue importante para el cristianismo que nos habla en primer lugar de los 10 Mandamientos. Las 10 plagas de Egipto y para los hebreos recordaba las 10 tiendas del Tabernáculos y los 10 cuernos de la Bestia Apocalíptica.
  • El Nº 12: tiene también significado astrológico ya que representa los 12 signos del Zodíaco, los 12 meses del año, las 12 horas del mediodía y las 12 puertas del Paraíso.
  • El Nº 40: es importante para las culturas hebrea y cristiana, y nos habla de expiación y purificación. 40 años de los hebreos en el desierto, 40 días de Moisés en el Sinaí y los 40 días de ayuno de Jesús.

Anuncios

El Ratón Pérez y el Hada de las Sonrisas. Un cuento diferente y motivacional.

Estándar
El Ratón Pérez y el Hada de las Sonrisas. Un cuento diferente y motivacional.

Decía el gran genio Pablo Picasso, que “Lleva mucho tiempo crecer, hasta convertirse en un niño”, y para todos vosotros quienes habéis crecido lo suficiente, os dedico especialmente éste cuento corto que he escrito e ilustrado con todo mi cariño. Una historia diferente del Ratón Pérez, que por cierto, tiene una compañera inseparable que muchos no conocéis todavía, el Hada de las Sonrisas.

Espero que os guste mucho, que os haga pensar, y sobre todo lo que más me gustaría que os sucediera, es que os saque una bonita sonrisa. Sigamos creciendo y convirtiéndonos en niños.

Si preferís leerlo en archivo PDF, os lo dejo descargable también si pincháis AQUÍ.

Un abrazo a todos.

El Ratón Pérez y el Hada de las Sonrisas

Un cuento diferente y motivacional, dedicado a todos los niños y adultos

Érase una vez hace muchos años, en un pueblecito entre las montañas, vivía una familia de ratoncitos en el interior de un pequeño agujero en la pared, de una tienda de comestibles.

La tienda era muy concurrida y animada, ya que era el único comercio existente en donde poder comprar comida en todo el pueblo, y todos sus habitantes se abastecían allí.

En un rincón del local, estaban la panadería y confitería, y es en ésta zona, en dónde más disfrutaban los ratoncitos que vivían allí, ya que por las noches cuando el propietario del comercio cerraba el local y se iba a su casa, ellos aprovechaban a corretear por todo el lugar, para alimentarse de los pequeños restos de comida que se caían de las bolsas de los clientes, y lo que más les gustaba comer, eran las migajas de pan y dulces que encontraban por el suelo repartidos, además de los pequeños trozos de sabroso queso que quedaban desperdigados tras su corte. Un manjar para ellos.

casa-agujero-ratones-perez

La familia de ratoncitos se componía de nueve miembros. El padre, la madre, y sus siete hijitos. Para ponerles sus nombres, tuvieron una idea muy original, al ser siete, decidieron que el nombre de cada uno de ellos, en su primera sílaba, comenzara como cada nota musical, de tal manera que el ratoncito que había nacido el primero, su nombre comenzaría con la primera nota musical, llamada “Do”, y al último ratoncito recién nacido, le correspondería la última nota musical, que se llama “Si”. Así que fueron bautizados en orden de mayor a menor como “Do-mingo”, “Re-gina”, “Mi-guel”, “Fá-tima”, “Sol-edad”, “Lá-zaro” y “Si-món” y su apellido, como era tradición familiar, sería el del padre de la familia, “Pérez”.

Pedro y Nieves, así se llamaban los padres de los siete ratoncitos, eran muy dichosos junto a sus hijos. El tiempo transcurría entre juegos y risas, hasta que los pequeños animales fueron cumpliendo la edad suficiente, como para poder ayudar a sus padres en las tareas cotidianas, y esos quehaceres que para ellos eran muy importantes, consistían fundamentalmente en ayudar a los más necesitados, y es que la familia “Pérez”, tenía un corazón de oro.

Sus abuelos y bisabuelos ratones, les habían enseñado que solo por tener un poco de comida cada día con la que poder alimentarte, y un techo en el que poder cobijarte era una enorme fortuna, y si además de eso puedes tener algo de ropa para ponerte, y no pasar frío en el crudo invierno, entonces hay que ser muy agradecidos a la vida, por tantos regalos otorgados, los cuales no son concedidos a todo el mundo y se deben compartir con quienes tienen menos o incluso, nada, porque como los “Pérez”, habían aprendido, “No es más rico quién más tiene, sino quién menos necesita”.

También aprendieron, que el mayor regalo o don que existe, es el amor, porque sin amor la vida no tendría ningún sentido, y es que no tener amor, ni poder darlo, es la mayor de las pobrezas. Por todo ello, se dedicaban a dar a quienes lo necesitaban, la parte que podían de lo que ellos tenían, y sobre todo también mucho amor. Su pensamiento era “Si somos tan afortunados, debemos compartir nuestra fortuna con quienes son más desdichados, para que haya un equilibrio”.

Mamá Nieves, junto con sus tres ratoncitas, Regina, Fátima y Soledad, se dedicaban a coser prendas de ropa, para regalárselas a los ratones que tenían más carencias. Los materiales con los que las ratoncitas podían coser, podían conseguirlos afortunadamente, en un comercio en el que vendían muchos tipos de hilos y de lanas, y es que éste local, estaba situado junto a su hogar, el cual podía comunicar con las dos tiendas, ya que a ambas solo las separaba una pared, la misma en la que la familia de ratones vivía.

Por su parte, Papá Pedro, salía por el mundo junto con sus cuatro ratoncitos Domingo, Miguel, Lázaro y Simón, para repartir entre los ratones más necesitados, la poca comida que podían recoger, de los restos que encontraban en el suelo de la tienda de comestibles,  para después dársela a todos los ratones que más hambre pasaban del lugar, y así poder ayudarles a sobrevivir.

Y así transcurría el tiempo, hasta que un buen día, el más pequeño de los ratones, Simón, se dio cuenta de algo de lo que no se había percatado, hasta ese mismo momento en el que sí lo hizo.

Aunque él era muy feliz ayudando a quienes no les había sonreído mucho la suerte, y se sentía muy querido por su familia y todos quienes le rodeaban, sentía que algo faltaba en su vida, como una especie de vacío interno, y no se había dado cuenta de ello, hasta ese día, en el que le pareció escuchar proveniente de su interior, una voz que le decía “Simón, tienes una misión muy especial, y un don que va a despertar”, y a partir de ese instante, cada noche cuando cerraba los ojos y antes de dormirse, hacía lo que le habían enseñado sus padres a sus hermanos y a él, cuando eran más pequeños y les decían:

– Hijo mío, cuando seas más mayor y seguramente te surjan dudas o preguntas sobre muchas cosas de la vida, cierra los ojos, imagínate un cielo repleto de estrellas, y pregúntale a la estrella que veas más brillante, todo aquello que te inquiete, porque seguro que algún día, en el momento adecuado, recibirás la respuesta que necesitas, y puede ser que de la forma en que menos imagines muchas veces.

Y así lo hizo Simón, durante varios días, cerraba sus ojos y se centraba en la estrella más brillante, preguntándola:

– Dime estrellita, ¿Por qué siento que algo me falta? ¿Por qué siento éste vacío?

Y un día, de repente, cuando Simón estaba concentrado en su estrella y en sus preguntas, ocurrió un suceso maravilloso, la estrella le respondió al fin:

-Querido Simón, abre tus ojos, no necesitas tenerlos cerrados para poder verme hoy, puesto que aquí, a tu lado, estoy.

Tal y como le dijo la estrella, abrió súbitamente sus grandes ojos azules, y no podía creer lo que estaba viendo ¡¡Su estrella sentada en su cama!! Era un Hada maravillosa de enormes alas multicolor, que despedía un brillo que iluminaba todo a su alrededor. Tenía aspecto de mujer de edad madura, con una melena increíblemente larga de color blanco que despedía destellos , y su atuendo era impresionante, ya que su cuerpo estaba cubierto por una especie de vestido, lleno de hojas verdes, y en el centro de su pecho, brotaba una gran flor colorada, que pareciera ser su corazón.

El hada comenzó a hablarle y le dijo:

– Hola, mi querido ratoncito, soy tu estrella, tu Hada Madrina, me llamo Camila, y he venido a verte, en respuesta a esa especie de vacío que sientes en tu interior.

Las Hadas Madrinas estamos velando por cada ser vivo que existe en el Mundo, y a cada una de nosotras, la corresponde hacer una determinada labor, para el buen equilibrio y funcionamiento de todo lo existente, a mí me acaban de asignar ser el “Hada de las Sonrisas”. Nosotras solo nos dejamos ver en muy raras y especiales ocasiones, cuando es estrictamente necesario que así sea, y ahora contigo, lo es.

Ser  Hada de las Sonrisas es una misión única y muy importante. Mi labor consistirá en fabricar estrellas, utilizando los dientes de leche que se caen cada día a los más pequeños. Pero, para poder recoger todos esos dientes, necesito un compañero ayudante que me los traiga al lugar en el que vivo que también será su hogar, y ese vas a ser tú, hijito, porque vosotros, los roedores, sabéis bien la importancia que tienen los dientes.

Si te preguntas por qué te he elegido, la razón es fácil, has nacido en el seno de una familia extraordinaria, y eso te hace especialmente indicado para el puesto, por todos los valores tan importantes que has aprendido, totalmente necesarios para desempeñar ésta labor, y es que, vamos a sembrar ilusión hijito, y eso también es ayudar a los demás como hacías hasta ahora, con toda tu familia. Quien no tiene ilusión o sueños en la vida, está perdido y vacío, por eso es tan importante nuestra misión.

Respondió Camila al asombrado Simón.

¡¡Qué ilusión Hada Madrina!! Necesito hacerte una pregunta, ¿Qué significado tiene fabricar una estrella de cada diente de leche caído?

-Muy sencillo Simón, como te dije antes, vamos a sembrar ilusión. Cada diente de leche caído, servirá para sembrar estrellas en el cielo, y cuando todos los pequeños a quienes se les cayeron sus dientes, crezcan y se hagan adultos, podrán mirar al cielo buscando su estrella para pedirla un deseo, y tener presente una cosa muy importante, aunque las estrellas haya momentos en el día en que no se vean, eso no significa que no estén ahí, siempre están brillando en el firmamento, recordándonos que ellas son el reflejo celestial de las sonrisas de los niños, que siguen siendo niños ahora, y de los niños que un día fuimos todos, lo cual no debemos olvidar. Siempre hay que seguir mirando hacia arriba o en nuestro interior, en busca de nuestra estrella, como tú hacías hasta ahora, soñando con ella, porque en cualquier momento, los sueños pueden dejar de ser sueños, y volverse realidad. Sin ilusión, sin sueños, no se puede sonreír, y un día que no se ha sonreído es un día perdido.

Simón estaba emocionado con la misión tan importante que le había sido encomendada, y le preguntó una última cosa más a Camila:

-Querida Hada Madrina, y ¿qué es lo que voy a tener que hacer exactamente, y cómo?

-Veo que estás impaciente hijito, porque te lo iba a decir ahora mismo – Respondió Camila

Y prosiguió:

– Lo primero es darte una indumentaria adecuada a tu nuevo trabajo.

Camila movió la fantástica varita mágica que portaba en su mano derecha, diciendo el siguiente encantamiento:

“Hazme un traje ideal, para éste ratón sin igual,

Un zurrón es necesario, para que guarde los dientes, las notas y el dinero,

Un sombrero con una brújula quiero,

Para trotar por el mundo en un segundo,

Repartiendo felicidad sin parar”

En un momento y tras estas palabras mágicas, Simón se vio convertido en un ratón muy elegante. Camila lo había vestido con un traje estupendo. Chaqueta beige con grandes solapas verdes, y en la zona del cuello, unas piedras que parecían pequeñas estrellas brillantes. Debajo de la chaqueta, un chaleco de piel color marrón oscuro, con diversos botones de metal, en doble fila. En el cuello un pañuelo rojo que le daba un toque de distinción. Pantalones vaqueros color azul, para poder estar más cómodo corriendo por el mundo. En su cabeza un gracioso sombrero alto redondeado, con una brújula en el frente adornándolo, y por último unas grandes gafas de cristales transparentes, que dejaban ver sus enormes ojos azules, eran el complemento perfecto a todo el vestuario.

Camila le explicó para qué servía ésta peculiar indumentaria:

-Simón, este traje que llevas, es un traje mágico, al igual que tu labor. La brújula en el sombrero, te servirá para guiarte en la búsqueda de cada diente, y para poder llegar a mi hogar, al cual deberás ir a llevarme todos los dientes recogidos a lo largo de la noche, para luego poder convertirlos en estrellas.

-El zurrón tiene un fondo infinito, y dos compartimentos. Un compartimento es para que guardes en él todos los dientes, y el otro compartimento es para que guardes todas las monedas, notas y fotografías. Cada vez que recojas un diente, tienes que dejar a cambio una moneda y una nota con tu fotografía, como señal de agradecimiento, que ponga lo siguiente:

“Querida/o notaratonperezangelesblog(nombre del pequeño/a),

¡¡Has perdido tu primer diente!! Me lo llevo en mi zurrón y lo convertiré en una estrella que ilumine el cielo, con su resplandor. Quizás algún día ¡¡podrás pedirle un deseo!! Cuida mucho de tus nuevos dientes, que crecerán rápidamente sanos y fuertes. ¡¡No olvides darles un buen cepillado, todos los días tras las comidas!!

Con todo mi cariño.

El Ratón Pérez.

P.D.: Por favor, no te olvides de mí cuando crezcas.

Todo esto se tiene que hacer para que los pequeños no nos olviden hijito, no olviden su ilusión, ni su estrella, cuando sean adultos, y si tienen hijos poder transmitírselo, para que ellos puedan tener esa misma ilusión, que un día tuvieron sus padres. Además, así cuidarán mejor su higiene dental y con ello podrán lucir unas espléndidas sonrisas. Sólo así nosotros podremos seguir existiendo, el día que nos olviden, desapareceremos.

-¡¡Así se hará desde ahora y hasta siempre Hada Madrina!!- Contestó Simón.

Y así se sigue haciendo hoy en día, cada noche, y ojalá que para siempre. Si alguna vez notamos que comenzamos a olvidarles, solo tenemos que mirar al cielo o cerrar nuestros ojos, porque allí estará siempre esperando nuestra estrella con una gran sonrisa, y quien sabe, tal vez algún día, baje a hacernos una visita…

FIN

Autora /Ilustradora:  Mª Ángeles A. Cienfuegos

 

 

Te deseo….

Estándar

Una vez, hace cinco años, un buen amigo me envió un email deseándome muchas cosas, y hoy, todos esos buenos deseos que él me deseaba a mí, los quiero recuperar para compartirlos con vosotros, porque son deseos llenos de una belleza y sabiduría extraordinaria, la sabiduría del gran Víctor Hugo.

Espero que los disfrutéis y os lleguen al corazón, al igual que a mi me llegaron en su momento.

“Te deseo primero que ames, y que amando, también seas amado. Y que ,de no ser así, seas breve en olvidar y que después de olvidar, no guardes rencores. Deseo, pues, que no sea así, pero que si es, sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos, y que, incluso malos e inconsecuentes, sean valientes y fieles, y que por lo menos haya uno en quien puedas confiar sin dudar. Y porque la vida es así, te deseo también que tengas enemigos.Ni muchos ni pocos, en la medida exacta, para que, algunas veces, te cuestiones tus propias certezas. Y que entre ellos, haya por lo menos uno que sea justo, para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además que seas útil, mas no insustituible.Y que en los momentos malos, cuando no quede mas nada, esa utilidad sea suficiente para mantenerte en pie. Igualmente, te deseo que seas tolerante; no con los que se equivocan poco, porque eso es fácil, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, y que haciendo buen uso de esa tolerancia, sirvas de ejemplo a otros.

wish1

Te deseo que siendo joven no madures demasiado de prisa, y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer, y que siendo viejo no te dediques al desespero. Porque cada edad tiene su placer y su dolor y es necesario dejar que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste.No todo el año, sino apenas un día. Pero que en ese día descubras que la risa diaria es buena, que la risa habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras, con urgencia máxima, por encima y a pesar de todo, que existen, y que te rodean, seres oprimidos, tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un gato, alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal, porque de esta manera, te sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla, por mas minúscula que sea, y la acompañes en su crecimiento, para que descubras de cuántas vidas está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero, porque es necesario ser práctico. Y que por lo menos una vez por año pongas algo de ese dinero frente a tí y digas: “Esto es mío”, sólo para que quede claro quién es el dueño de quien.

Te deseo también que ninguno de tus afectos muera, pero que si muere alguno, puedas llorar sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre, tengas una buena mujer, y que siendo mujer, tengas un buen hombre, mañana y al día siguiente, y que cuando estén exhaustos y sonrientes, hablen sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar, “no tengo mas nada que desearte”

Feliz Día del Libro. Os dejo un regalo para todos vosotros y también pensamientos.

Estándar

Queridos amigos y lectores,

Hoy día 23 de Abril, se celebra el Día del Libro y éste año quiero celebrarlo con todos vosotros de una forma especial.

Hace unos meses, mientras hablaba por teléfono largo rato con mi madre, me puse a dibujar en una servilleta mientras transcurría la conversación, y al finalizar me doy cuenta de que lo que había dibujado sin pensar en ello, era ni más ni menos que una simpática niñita, un bebé que aquí os muestro tal y como se quedó en ese momento.

FeliciaMe quedé mirándola un rato, porque me sorprendió dibujar algo así sin pensar realmente en lo que estaba haciendo, ya que estaba concentrada en la conversación, y no en el dibujo, cuando de repente se me vino a la cabeza un nombre, “Felicia”, ya que miraba a ésta niñita, y solo me transmitía mucha felicidad, así que así la “bauticé”.

Pasados unos días, éste dibujo me transmitió algo más que “felicidad”, y mi mente se puso a trabajar para crear algo más importante que una ilustración aislada en una servilleta. Realmente, me inspiró a hacer algo que en verdad hacía mucho tiempo quería hacer, y ese “algo”, era y es una ilustración dedicada a todos quienes os guste leer, a todos quienes os gusten los libros.

Pensé para mi, “Esta niña está un poco solita, le voy a dar un hermanito mellizo, y además un entorno tan mágico, como la magia que me ha transmitido ella a mi”, y dicho y hecho. En mi cabeza solo veía Hadas y magia dentro de un libro, y esa es mi ilustración final que hoy os quiero regalar aprovechando el día que celebramos.

Espero que os guste mucho y que la disfrutéis tanto como yo he disfrutado haciéndola. He querido simbolizar en ella, los 4 elementos de la Naturaleza, el agua, la tierra, el fuego, y el aire, y el quinto elemento, que es el “éter” o espíritu. Éste quinto elemento, tal vez os preguntéis cual es, ya que es “invisible”, y es muy sencillo, en éste caso, ese espíritu es el de nuestro niño interior.

Todos tenemos uno, lo que sucede es que muchos lo dejamos de lado o lo olvidamos cuando nos hacemos “adultos”, y cuando eso pasa, dejamos de apreciar toda la “magia” de la vida, porque perdemos esa parte inocente que nunca debería desaparecer, y es la que hace que nos maravillemos hasta con las cosas más pequeñas que nos rodean, que a menudo suelen ser las más grandes e importantes, y que veamos “más allá” de lo que nuestros “ojos físicos” alcanzan a ver.

FONDOLIBROMAGICO

Aprovecho a deciros también, ya que es un día especialmente indicado para ello, que siento mucho no poder estar publicando y compartiendo con vosotros más entradas aquí, pero es que precisamente estoy sumergida de lleno desde hace un par de meses, en un nuevo proyecto que tengo, que es ni más ni menos que un libro, o más bien una baraja que llevará su libro explicativo para saber utilizarla. Un tarot muy especial concretamente, y es que como ya sabéis quienes me conocéis desde hace tiempo, a mi siempre me ha atraído mucho todo lo relacionado con la magia y el esoterismo, especialmente, desde que pasé por una experiencia cercana a la muerte a los 17 años que cambió mi vida, y éste Tarot que estoy haciendo, es un sueño que tenía por realizar hace muchos años al que por fin le estoy dando forma, y es que todo al final, tiene su momento en la vida. Más adelante, cuando lo tenga más avanzado os iré informando.

Según voy cumpliendo años, me doy cuenta de que las cosas no llegan antes de tiempo, no llegan después después de tiempo, y mucho menos llegan cuando nosotros queramos que lleguen. Todo tiene un orden universal. Todo llega en su justo momento, y si no llega nunca ese momento “especial”, simplemente es porque lo que pensábamos nosotros que tenía que ser, en realidad no tiene que ser porque no es lo mejor para nosotros, y por eso no se nos da, y se ofecerá en su lugar , o nos será dada, una “alternativa” que será definitivamente mucho mejor que lo que en principio teníamos pensado, y es que al final, las mejores cosas suceden cuando menos las esperas.

Un abrazo a todos y Feliz Día del Libro.

¿Sabes como pedir un deseo?, aqui está la Fórmula Mágica

Estándar

A modo de prólogo, de lo que quiero transmitiros hoy con esta entrada en el blog, voy a recordar unas palabras que dijo Jesús a sus discípulos:

«Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿O hay acaso alguno entre vosotros que al hijo que le pide pan le dé una piedra; o si le pide un pez, le dé una culebra? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las pidan! Por tanto, todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros a ellos; porque ésta es la Ley y los Profetas».

¿Quién no ha deseado algo alguna vez en la vida? o ¿quién no ha pedido por algo o alguien?, pero la cuestión que aqui quiero tratar ahora es…. ¿Sabemos como pedir o desear para que nuestro deseo llegue bien y se conceda de la mejor manera para nosotros?. Quiero recordar, que muchas veces deseamos algo que creemos nos conviene en un principio, pero con el tiempo eso que podemos haber deseado, que creíamos era necesario para nosotros, luego en una suerte de acontecimientos que se suceden, pues se nos concede algo todavía mejor, o justamente lo que necesitábamos pero que no sabíamos hasta que “nos lo dan” y es solo cuando lo “recibimos” que nos damos cuenta de lo que realmente necesitábamos. También habréis escuchado en varias ocasiones “Ten cuidado con lo que deseas, no vaya a  ser que se cumpla”, precisamente por lo que os estoy contando, hay que SABER DESEAR O PEDIR, no basta con solo desear, porque tal vez la petición que hacemos, no es la mas adecuada para nosotros, y estamos gastando energías inutilmente en pedir algo que no nos conviene pedir.
Por ello, lo que os dejo hoy, es la Fórmula Mágica de la gran escritora de Metafísica, Conny Méndez, para PEDIR DESEOS de manera SABIA. De este modo, si se os concederá lo que de verdad es lo adecuado para cada uno de vosotros y lo mas importante, y es una de las bases de la Metafísica, pensamiento positivo, en este caso es que penséis y deis por hecho y digáis o afirméis, que vuestro deseo ya se ha concedido en el mismo instante en el que termináis de pedirlo.

Pedid con el corazón, no se trata de pedir deseos frívolamente, ese tipo de deseos no irán a ninguna parte. Siempre pedid cosas importantes, pedid por amistad, por salud, por amor, por encontrar trabajo o un mejor trabajo, por la familia…etc…. pero no pidáis nunca cosas frívolas y superficiales que no van a llegar a ningún lado.

Como sugerencia, os recomiendo que escribáis los deseos que queráis pedir en un papel, si es con un rotulador de color malva/morado mejor todavía (el malva es el color de mas alta vibración espiritual), o también puede ser con un bolígrafo azul. También es importante que en vuestra lista de deseos no solo pidáis por cosas para vosotros, es necesario que incluyáis deseos o peticiones para alguien mas que no seáis vosotros, o para el mundo en general (que falta hacer pedir por el mundo ¿no os parece?), no hay que ser egoístas y pensar solo en uno mismo, porque como reza el dicho “manos que no dáis ¿qué esperáis?”, para recibir, antes hay que dar. El  papel en el que los hayáis escrito lo guardáis con mucho amor, con fe y esperanza, en una cajita que sea especial para vosotros, o dentro de un libro que o bien también tenga un significado importante para vosotros o bien puede ser un libro que tenga un alto contenido espiritual, por ejemplo la propia Biblia si la tenéis en casa. Después de hecho todo, lo único que os quedará será esperar, tener paciencia y confiar que lo que pedistéis os será concedido siempre de la mejor manera para vosotros.

Aqui os dejo las palabras de Conny Méndez, para que comprendáis todo el proceso de la petición:

“Déjame darte la fórmula metafísica para obtener cualquier cosa que uno desee. Es una fórmula para emplearla en todo. Compruébala por tí mismo, no me lo creas ciegamente.

“YO DESEO (_______________ ) EN ARMONÍA CON TODO EL MUNDO Y DE ACUERDO CON LA VOLUNTAD DIVINA. BAJO LA GRACIA Y DE MANERA PERFECTA. GRACIAS PADRE QUE YA ME OÍSTE”.

Ahora no dudes por un solo instante. Has empleado la fórmula mágica. Has cumplido con toda la ley y no tardarás en ver tu deseo manifestado. Ten paciencia. Mientras más tranquilo esperes, más pronto verás el resultado.

La impaciencia, la tensión y el ponerse a empujar mentalmente destruyen el tratamiento (la fórmula es lo que en metafísica se llama “un tratamiento”).

Para que conozcas lo que has hecho al repetir la fórmula, te voy a explicar el proceso detalladamente. Al tú decir “en armonía para todo el mundo” has eliminado todo peligro de que tu conveniencia perjudique a otro, como tampoco se te hace posible desear un mal para otro. Al decir “de acuerdo con la voluntad divina” ; si lo que tú deseas es menos que perfecto para tí, verás suceder algo mucho mejor de lo que tú esperabas. En este caso significa que lo que estabas deseando no lo ibas a encontrar suficiente, o no te iba a resultar tan bueno como tú pensabas. La voluntad de Dios es perfecta.

Al tú decir “bajo la Gracia y de manera perfecta” , encierra un secreto maravilloso. Pero déjame darte un ejemplo de lo que ocurre cuando no se sabe pedir bajo la Gracia y perfección. Una señora necesitaba urgentemente una suma de dinero, y la pidió asimismo: para el día 15 del mes. Tenía absoluta fe de que la recibiría, pero su egoísmo e indiferencia no le inspiró pedirla con alguna consideración para nadie más. Al día siguiente un automóvil atropelló a su hija, y el día 15 del mes recibió la suma exacta que ella había pedido. Se la pagó la Compañía de Seguros por el accidente de su hija. Ella trabajó contra la ley y contra ella misma.

Pedir “bajo la Gracia y de manera perfecta” es trabajar con la ley espiritual. La Ley de Dios que se manifiesta siempre en el plano espiritual. Allí (en el plano espiritual) todo es perfecto, sin obstáculos, sin inconvenientes, sin tropiezos ni daños para alguno, sin luchas ni esfuerzos, “suavecito, suavecito”, todo con gran amor, y esa es nuestra Verdad. Esa es la Verdad que al ser conocida nos hace libres.

“Gracias Padre que ya me oíste” es la expresión más alta de fe que podamos abrigar. Jesús la enseñó y la aplicaba en todo, desde antes de partir el pan con que alimentó a cinco mil, hasta para decir cómo transformar el vino en su sangre. Dando gracias al Padre antes de ver la manifestación.”


Metafísica 4 en 1, vol.1
Conny Mendez